Rally de Portugal: Kalle Rovanperä pasa al frente del triplete provisional de Toyota

Jornada apasionante del Rally de Portugal para comenzar la edición 2024 de la prueba lusa. Prácticamente ningún piloto se ha podido guardar nada a lo largo del itinerario de la etapa, permitiendo ver a los aficionados un bonito duelo en el que parecía que el único piloto que había faltado a su cita precisamente fue el ganador de la edición 2021, Elfyn Evans, el cual acaba el día pensando ya en el ‘Super Sunday’ después de un TC7 en el que los problemas le han acosado

Jornada apasionante del Rally de Portugal para comenzar la edición 2024 de la prueba lusa. Prácticamente ningún piloto se ha podido guardar nada a lo largo del itinerario de la etapa, permitiendo ver a los aficionados un bonito duelo en el que parecía que el único piloto que había faltado a su cita precisamente fue el ganador de la edición 2021, Elfyn Evans, el cual acaba el día pensando ya en el ‘Super Sunday’ después de un TC7 en el que los problemas le han acosado.

La segunda pasada por los tramos nos dejaría un paso por Lousa algo más coherente que el de la mañana. El paso de los coches había ayudado a eliminar esas zonas húmedas, por lo que los primeros pilotos en el orden de salida ya no tenían tanta ventaja. Los 12,28 kilómetros cronometrados dejaban a el primer gran ataque de Sébastien Ogier en el bucle vespertino después de que el francés pudiera hacer algunos pequeños ajustes en la zona de cambio de neumáticos del mediodía.

Hyundai i20 Coupe WRC deslizándose en una curva con maestría en el Rally de Portugal. Hyundai i20 Coupe WRC deslizándose en una curva con maestría en el Rally de Portugal.

El ocho veces Campeón del Mundo lograba el scratch por delante de Kalle Rovanperä, con los dos aceptando a su vez los riesgos de salir con un único neumático de repuesto a los tramos de la tarde después de comprobar por la mañana que el riesgo de pinchazos parecía haberse reducido seriamente no sólo por el estado de las especiales, sino también por la nueva especificación de gomas Scorpion que introducía aquí Pirelli. Seb escalaba posiciones y se situaba tercero de la general, mientras que Rovanperä se colocaba como nuevo líder.

Se conformaba en esos momentos un triplete provisional para Toyota GAZOO Racing ya que Takamoto Katsuta ostentaba la tercera posición, un orden que se mantendría una vez completado el TC9, último recorrido del día, teniendo el bicampeón apenas un segundo de ventaja sobre Ogier después de que el galo apretara en el sprint final para lograr un nuevo scratch, mientras que Rovanperä reconocía haber llegado con sus neumáticos al final en muy mal estado, especialmente las ruedas del tren posterior.

Toyota Yaris WRC deslizándose sobre grava en Rally de Portugal 2024. Toyota Yaris WRC deslizándose sobre grava en Rally de Portugal 2024.

En este repunte de los pilotos Toyota, al menos tres de los cuatro oficiales, hubo dos grandes damnificados, precisamente los dos candidatos a luchar por el título, ya que Neuville, que hizo un ejercicio de aguante estoico durante toda la mañana, caía fuera del podio provisional para encabezar a los pilotos Hyundai, mientras que Elfyn Evans encajaba un golpe aún más duro.

El galés ya empezaba el TC7 con una desventaja de una veintena de segundos respecto a Neuville, sin embargo, la situación iría incluso a peor. Al término del TC6 se pudo ver a Martijn Wydaeghe discutiendo con los comisarios del control horario final, aparentemente relacionado con un pequeño retraso que hubo en el inicio de la especial. A ese punto llegarían inmediatamente Evans y Scott Martin, teniendo que esperar a que la pareja belga solucionara sus problemas. El copiloto británico también se bajó del coche y junto a él, el casco de Elfyn y su cuaderno de notas.

Hyundai i20 Coupe WRC surcando etapa de tierra en Rali de Portugal Hyundai i20 Coupe WRC surcando etapa de tierra en Rali de Portugal

Después de apoyar su principal herramienta de trabajo sobre la mesa de los comisarios, Scott Martin se olvidaría de volver a recogerlo, por lo que salieron al TC7 teniendo que leer las notas que tenía replicadas a través de fotos en su teléfono móvil. Lo que parecía una anécdota que ya había ocurrido en el pasado en a Grégoire Munster, la tarde se iba a torcer aún más para Evans ya que iba a sufrir que la rueda delantera derecha se desllantara durante la segunda pasada por Gois. Demasiado tiempo perdido como para pensar en remontar en una cita en la que los tiempos están siendo muy ajustados.

Dani Sordo lograba el scratch en el TC7 y se colocaba quinto de la general por delante de Thierry Neuville a apenas poco más de 4 segundos de Kalle Rovanperä, el cual permanecía líder de la general, mientras que Neuville caía a la sexta plaza detrás de sus dos compañeros. Thierry no iba a tener la mejor de las oportunidades en el TC8 para recuperar el tiempo perdido ya que él y Sébastien Ogier se iban a quedar sin el elemento híbrido, algo que no impediría al francés hacer un excepcional tramo para aguantar el pulso que mantenía con Rovanperä sin ceder demasiado tiempo. Sí, caería momentáneamente fuera del Top3 en favor de Tänak, pero no tardaría demasiado en lograr un nuevo scratch para volver a subir a la segunda plaza.

Competidor tomando un salto en el Rally de Portugal del WRC 2024 Competidor tomando un salto en el Rally de Portugal del WRC 2024

De esta forma, tras el noveno tramo de lo 22 a los que está programado este Rally de Portugal, Kalle Rovanperä lidera con un segundo de margen sobre Sébastien Ogier y 4,7 segundos con Takamoto Katsuta. Completan el Top5 Ott Tänak y Dani Sordo, con el español ya dejándose 17,9 segundos después de lo que no fue el mejor TC9 para sus intereses. Aun así, ha conservado la posición por sólo dos décimas respecto a Neuville, mientras que Adrian Fourmaux es séptimo ya con medio minuto cedido y Elfyn Evans se descuelga en el octavo con 1:43.2 perdidos tras este primer día. Oliver Solberg comanda WRC2 en lo que también está siendo una preciosa lucha con Yohan Rossel y Gus Greensmith, mientras que Jan Solans es cuarto a poco más de un minuto del joven escandinavo.

Clasificación tras TC9 – Rally de Portugal 2024:

Pos. Piloto/Copiloto Coche Tiempo Dif. 1º
1. Rovanperä Kalle – Halttunen Jonne Toyota GR Yaris Rally1 1:25:00.4
2.
Ogier Sébastien – Landais Vincent Toyota GR Yaris Rally1 1:25:01.4 +1.0
3.
Katsuta Takamoto – Johnston Aaron Toyota GR Yaris Rally1 1:25:05.1 +4.7
4.
Tänak Ott – Järveoja Martin Hyundai i20 N Rally1 1:25:05.8 +5.4
5. Sordo Dani – Carrera Cándido
Hyundai i20 N Rally1 1:25:18.3 +17.9
6. Neuville Thierry – Wydaeghe Martijn Hyundai i20 N Rally1 1:25:18.5 +18.1
7. Fourmaux Adrien – Coria Alexandre Ford Puma Rally1 1:25:32.2 +31.8
8. Evans Elfyn – Martin Scott Toyota GR Yaris Rally1 1:26:43.6 +1:43.2
9. Munster Grégoire – Louka Louis Ford Puma Rally1 1:27:27.7 +2:27.3
10. Solberg Oliver – Edmondson Elliott Škoda Fabia RS Rally2 1:28:42.5 +3:42.1

Continue reading “Rally de Portugal: Kalle Rovanperä pasa al frente del triplete provisional de Toyota”

Rally de Montecarlo 2024: Elfyn Evans comienza arrasando

La noche en Montecarlo nunca defrauda y el día que se ha vivido en los dos primeros tramos del itinerario de la edición 2024 del mítico Rally de Montecarlo ha dejado imágenes para recordar. Las carreteras estaban secas para poder atacar y Sébastien Ogier afrontaba el día de hoy como el principal favorito a terminar como el más rápido del día, sin embargo, Sébastien Ogier se ha visto sorprendido por el excepcional ritmo de Elfyn Evans a bordo del Toyota Yaris Rally1.

La noche en Montecarlo nunca defrauda y el día que se ha vivido en los dos primeros tramos del itinerario de la edición 2024 del mítico Rally de Montecarlo ha dejado imágenes para recordar. Las carreteras estaban secas para poder atacar y Sébastien Ogier afrontaba el día de hoy como el principal favorito a terminar como el más rápido del día, sin embargo, Sébastien Ogier se ha visto sorprendido por el excepcional ritmo de Elfyn Evans a bordo del Toyota Yaris Rally1.

El piloto británico ha comenzado el Rally de Montecarlo arrasando bajo la noche de los dos primeros tramos para terminar la jornada del jueves en primera posición con más de quince segundos sobre el segundo clasificado, Thierry Neuville. Se espera una gran batalla entre Hyundai y Toyota, ya que tanto el Yaris Rally1 como el i20 Rally1 tienen un rendimiento muy similar en esta primera prueba de la temporada, por lo que dependerá de las capacidades de cada piloto para quedar más o menos arriba en la clasificación.

Preocupante es ver a Andreas Mikkelsen tan atrás con la tercera unidad del i20 Rally1. Más de un minuto cedido por el noruego que además de los problemas de confianza que le estaba generando que el Hyundai se siguiera acelerando a la llegada a las curvas, también admitía haber calado el motor en la arrancada, algo que le llevaba a dejarse otros 32 segundos en esa segunda especial y estar fuera del top5, por detrás de Takamoto Katsuta que ocupa el sexto puesto.

Clasificación tras TC2 – Rally Montecarlo 2024: 

Pos Piloto/Copiloto Coche Tiempo Dif. 1º
1. Evans Elfyn – Martin Scott Toyota GR Yaris Rally1 26:12.9
2. Neuville Thierry – Wydaeghe Martijn Hyundai i20 N Rally1 26:28.0 +15.1
3. Ogier Sébastien – Landais Vincent Toyota GR Yaris Rally1 26:34.5 +21.6
4. Tänak Ott – Järveoja Martin Hyundai i20 N Rally1 26:35.7 +22.8
5. Fourmaux Adrien – Coria Alexandre Ford Puma Rally1 26:51.9 +39.0
6. Katsuta Takamoto – Johnston Aaron Toyota GR Yaris Rally1 26:59.2 +46.3
7. Munster Grégoire – Louka Louis Ford Puma Rally1 27:18.9 +1:06.0
8. Mikkelsen Andreas – Eriksen T. Hyundai i20 N Rally1 27:21.7 +1:08.8
9. López Pepe – Vázquez Liste David Škoda Fabia RS Rally2 27:49.4 +1:36.5
10. Gryazin Nikolay – Aleksandrov K. Citroën C3 Rally2 28:03.6 +1:50.7

La entrada Rally de Montecarlo 2024: Elfyn Evans comienza arrasando aparece primero en TheBestF1.es.

Continue reading “Rally de Montecarlo 2024: Elfyn Evans comienza arrasando”

En Competición: La relación de amor y odio de Sébastien Loeb con el Dakar. "El objetivo sigue siendo ganar este rally algún día"

Fue una de esas etapas para olvidar. Una que todo dakariano que se precie habrá vivido al menos una vez en su vida

Fue una de esas etapas para olvidar. Una que todo dakariano que se precie habrá vivido al menos una vez en su vida. Sébastien Loeb y Daniel Elena partieron ayer a la sexta etapa a las 09:04h UTC. Sería en torno a las 23:50h cuando la pareja nueve veces Campeona del Mundo de Rallyes llegaba a la meta de una jornada que apenas tenía 348 kilómetros cronometrados. Tras de sí se había quedado una jornada agotadora de casi 14 horas en la arena, teniendo que disputar toda la etapa desde el WP1 hasta el final en medio de la absoluta oscuridad de la noche.

A través del GPS se podía ver al vehículo de la categoría T5, el dorsal #532, pilotado por Rafa Tibau, el cual está haciendo de asistencia del equipo Bahrain Raid Xtreme, desviarse de la ruta de la etapa y buscar la carretera para encontrarse con el resto del equipo y obtener las piezas que podían necesitar Loeb y Elena para reparar su BRX Hunter T1 en el punto kilométrico 97. “Tranquilos, estamos bien, esperamos para reparar. No nos rendiremos, seguid contando con nosotros para ganar este Dakar“, comentaba con sorna Daniel Elena en sus redes sociales mientras que en la foto se veía al alsaciano hablando por teléfono con el equipo.

No era la jornada soñada después de más de nueve horas parados en mitad de la nada, tras tres de las seis etapas en las que han acumulado en cada día hasta tres pinchazos… y mucho menos después de una penalización que escoció mucho a Sébastien. A más de uno seguro que se nos vino a la cabeza el final de la edición 2019, cuando Loeb dejó entrever que la aventura se había acabado y que tardaría en volver al Dakar. Dos años después está de nuevo en carrera y a pesar de los infortunios quiso tranquilizar a todos sus seguidores: “…el objetivo siempre será ganar este rally algún día”.

Llegaron cuando gran parte del vivac descansaba, incluso los mecánicos, los cuales disponían de la jornada de hoy para poner a punto las monturas. Habían hecho gran parte de la especial de noche, algo a lo que no estaba habituado Loeb en sus cuatro experiencias anteriores en las que siempre llegaba de día al vivac, algo difícil de asumir cuando en el primer parcial se encontraban en tiempo de cabeza para luchar por la victoria de etapa. Sin embargo, el primer problema de fiabilidad se dio en su unidad, con el triángulo de la suspensión trasera izquierda partido en dos después de una sucesión de pequeños baches.

Quizás lo que más frustró ayer a Loeb y Elena es que por un error de marcado no disponían de la pieza que necesitaban en el camión, por lo que tuvieron que precisamente Tibau fuera hasta el vivac y recogiera los elementos necesarios para afrontar una reparación que cuando contaron con el repuesto adecuado, apenas duró 20 minutos. Errores “tontos” que ponen en relieve la realidad de que el proyecto llegó a su primer Dakar (su primera carrera), con el tiempo justo.

Primera semana de críticas a la organización:

Pueden tener más o menos razón, pero sabes que para tu imagen como organizador no es una buena noticia que Carlos Sainz, Sébastien Loeb o Stéphane Peterhansel lanzan públicamente críticas al recorrido diseñado o a tu profesionalidad. Aunque Seb no ha insistido en lo ocurrido con los comisarios, sí que ha seguido los pasos de sus excompañeros en Peugeot Sport y se ha mostrado crítico con el formato de carrera y con el recorrido de esta edición.

Es bastante complicado porque las pistas no son realmente visibles. Seguimos las pistas y llegamos al punto donde desaparecen y hay muchas marcas que van por todos lados y no sabemos qué hacer. Así que estamos pasando de un punto a otro en muchas áreas rocosas y no es divertido conducir. El tiempo que perdimos estábamos en pista, por lo que es bastante difícil entender qué hacer. No quiero criticar el roadbook. Esta es más una pregunta para el copiloto, pero honestamente puede ser el terreno diferente, pero en comparación con la carrera en América del Sur, la navegación es mucho más agresiva este año. La verdad es que como piloto no puedo marcar la diferencia. Hago lo que me dicen que haga. Es la carrera de los copilotos, no la carrera de los pilotos – Sébastien Loeb

Una historia de amor y odio para Loeb con el Dakar:

Se lo planteó como un reto más en su carrera deportiva. Después de correr en Pikes Peak, el WTCC y su aparición en GT’s, el alsaciano quiso hacer borrón y cuenta nueva. En noviembre de 2015, entre lágrimas, se despedía en Losail del equipo Citroën Racing, el mismo con el que se había coronado en nueve ocasiones Campeón del Mundo de Rallyes, el mismo que le había acompañado desde sus inicios en el WRC. Apenas llevaba dos etapas luciendo los colores de Peugeot Sport en el Dakar 2016 cuando Loeb y Elena lograban su primera victoria de etapa con el Peugeot 2008 DKR16. Para la quinta jornada ya habían sumado tres triunfos parciales.

Fue el octavo día cuando llegó el primer gran error de Seb en el Dakar, con un vuelco en el cauce de un río seco en el que el buggy francés quedaba muy dañado. Conseguirían reparar lo que pudieron y cruzar la meta con más de una hora perdida, algo que les hacía renunciar a la primera plaza de la general, para que un día después, perder toda opción de acabar entre los cinco primeros al quedarse atrapado en la arena. Noveno, cuatro victorias de etapa y la sensación de que Loeb terminaría siendo el elegido por el Dakar para ser su ganador.

Ya con el Peugeot 3008 DKR entre manos, Seb y Daniel completaron en 2017 su mejor Dakar hasta la fecha, luchándole a Stéphane Peterhansel el rally hasta los últimos kilómetros con cinco victorias de etapa. Incluso se le llegó a preguntar a Bruno Famin si emularía a Jean Todt y se sacaría una moneda de 10 francos para decidir entre los dos pilotos franceses como ya ocurriera con Ari Vatanen y Jacky Ickx. Finalmente fueron 313 segundos los que le dieron el 13º tuareg a Monsieur Dakar, el último que ha conseguido hasta la fecha.

En 2018 seguramente su año para olvidar. Apenas llegaron a la quinta etapa, justo el día posterior a conseguir su primera victoria, situándose segundos de nuevo detrás de Peterhansel. La caída en un agujero en el kilómetro 5 de la sexta etapa dejaba fuera de combate a un Daniel Elena que tras pasar por los médicos era diagnosticado con una fractura de coxis. Antes de la prueba habían dicho que esa seguramente iba a ser la última oportunidad real de victoria… Terminaba demasiado pronto, con la imagen de ambos tumbados sobre la arena y con el monegasco tratando de encontrar una posición que le rebajase el dolor. GAME OVER.

La edición de 2019 comenzó muy bien para la pareja Loeb/Elena, con victoria en la segunda etapa, la que unía las localidades de Pisco y San Juan de Marcona con la que se ponía a menos de dos minutos del liderato. La carrera avanzaba y su participación con el 3008 DKR privado parecía más que prometedora hasta que un error en el RoadBook les hizo dejarse en total de casi 43 minutos en la tercera jornada que unía San Juan de Marcona y Arequipa. En aquel momento, el experimentado copiloto monegasco era el que se despachaba a gusto y en redes sociales mandaba un mensaje público: “me quedo por Sébastien Loeb”.

Salimos para una nueva etapa… sin motivación alguna. Que sepáis todos que si estoy en el asiento esta mañana es por Seb y por nuestra amistad, por nuestros patrocinadores, por el equipo y por vosotros, los fans. Cuando cometo un error lo reconozco. Siempre lo he reconocido y puedo estar orgulloso de ser alguien hecho y derecho. Estoy enormemente decepcionado de ver que las personas que gestionan un evento del renombre del Dakar son incapaces. Soy un novato quizá según ellos en raids. ¿Y mis colegas expertos que vieron igualmente ese error en el RoadBook? Que sepan, señores organizadores, que mi cabeza ya no está aquí sino en el Monte y que mis próximos meses de enero no los pasaré ya aquí sino en el Africa Eco Race, porque sí, vuestra disciplina es muy bella – Daniel Elena

Conseguirían reponerse, y tirando de rabia se llevaron la quinta etapa del Dakar 2019 metiendo más de 10 minutos al segundo, Nasser Al-Attiyah, situándose quinto a más de 40 minutos del liderato del qatarí. Incluso repetirían un día más tarde, en las dunas de Tanaka que le habían costado el abandono un año antes. Parecía que el enfado les había dado alas. La novena etapa sería el punto de inflexión que les llevaba a volver a hundirse, llegando a meta con 1 hora y 15 minutos cedida tras tener que cambiar la transmisión en una etapa en la que venían dominando los parciales. Para el recuerdo quedan las palabras de Loeb en ese momento, esperando a la asistencia después de romper la transmisión de repuesto: “Hemos sido los más rápidos en todas las etapas, pero no hemos conseguido llegar hasta el final de cada una de ellas. No voy a decir que nunca jamás, pero ya está, he tenido suficiente”. Dos años después, volvió.

Galería de imágenes – Sébastien Loeb / Dakar 2021:

15
fotos
Ver todas

15
FOTOS
Ver todas


Continue reading “En Competición: La relación de amor y odio de Sébastien Loeb con el Dakar. "El objetivo sigue siendo ganar este rally algún día"”

En Competición: Los coches de rallyes que no "existieron" [Parte 1]

Toyota GAZOO Racing anunciaba a inicios de la semana pasada su decisión de parar el desarrollo del Yaris WRC para 2021, centrándose en el Rally1 híbrido de 2022 y manteniendo el coche actual una temporada más, aunque esto entre en conflicto con el lanzamiento del nuevo modelo de calle. Esto llegaba cuando el coche nuevo, que ha sido desarrollado sobre la base del GR Yaris , apenas había acumulado unas decenas de kilómetros de test sobre tierra y nieve, cortada su evolución por la pandemia que ha obligado a todos los equipos a encerrarse en sus instalaciones. Que un coche se quede sin debutar no es la primera vez que sucede en el Mundial de Rallyes, por lo que es un buen momento de hacer un repaso a algunos de los ejemplos más conocidos, así como otros que se mantuvieron ocultos durante años e incluso décadas

Toyota GAZOO Racing anunciaba a inicios de la semana pasada su decisión de parar el desarrollo del Yaris WRC para 2021, centrándose en el Rally1 híbrido de 2022 y manteniendo el coche actual una temporada más, aunque esto entre en conflicto con el lanzamiento del nuevo modelo de calle. Esto llegaba cuando el coche nuevo, que ha sido desarrollado sobre la base del GR Yaris, apenas había acumulado unas decenas de kilómetros de test sobre tierra y nieve, cortada su evolución por la pandemia que ha obligado a todos los equipos a encerrarse en sus instalaciones.

Que un coche se quede sin debutar no es la primera vez que sucede en el Mundial de Rallyes, por lo que es un buen momento de hacer un repaso a algunos de los ejemplos más conocidos, así como otros que se mantuvieron ocultos durante años e incluso décadas. En el caso de Toyota es una historia que se repite, ya que con la anterior generación 1.6 turbo del Yaris WRC ya se desechó el primer modelo, el construido por TMG con el apoyo de ORECA y que tuvo a Stéphane Sarrazin como probador de lujo durante meses. La llegada de Tommi Mäkinen y su equipo al frente del proyecto les llevó a desechar por completo esta opción y comenzar de cero con el desarrollo del Yaris WRC 2017. No son los dos únicos ejemplos que nos encontraremos entre los World Rally Cars.



Volkswagen y el dominio perdido:

Muchos recordarán lo ocurrido a finales de 2016. De la noche a la mañana, Audi Sport anunciaba que se retiraba del Mundial de Resistencia, mientras que Volkswagen Motorsport hacía lo propio solo unos días después de conseguir un nuevo título Mundial en rallyes. El Volkswagen Polo R WRC de 2017 quedaba entonces destinado a pasar al ostracismo, aunque hubo algunos proyectos privados que trataron de rescatarlo, entre ellos los encabezados por Martin Prokop, Sébastien Ogier o Nasser Al-Attiyah. La última vez que se le vio rodar fue en Suecia, con Marcus Grönholm de test sobre la nieve.

A partir de ese momento, las promesas de Volkswagen Motorsport de enseñarnos las imágenes con la decoración definitiva que hubiera llevado nunca se terminaron por cumplir y el WRC se quedó con las ganas de saber qué hubiera pasado y si el dominador del campeonato hubiera evolucionado en consonancia con las reglas.

El escándalo sobre el caso de las emisiones terminó por empujar a un cambio en la filosofía de carreras del Grupo germano que ha alcanzado hasta nuestros días y dejó a los aficionados sin ver cómo hubiera sido la versión definitiva del Polo para la nueva reglamentación con los espectaculares World Rally Cars de 2017.

También quedó para el museo, o quién sabe si para las pruebas de los nuevos neumáticos de Pirelli, el Citroën C3 WRC y su transgresor kit aerodinámico. La firma de los dos chevrones decidió echar el cierre a finales de 2019 cuando Sébastien Ogier decidió desvincularse de la estructura, y con él, se esfumó la oportunidad de ver el WRC más agresivo de la marca gala. Ahora Hyundai parece haber recuperado algunas ideas para el frontal de su i20 WRC Coupé



El Proton WRC de Prodrive que se quedó por el camino:

¿Y si vamos un poco más atrás en el tiempo? Pongámonos en la maravillosa era de los World Rally Cars 2.0 Turbo, la gran revolución tecnológica que puso fin a los Grupo A. Una época en la que teníamos una gran cantidad de marcas involucradas y un plantel de pilotos con opciones a la victoria en cada rally que es añorado por muchos. En aquel entonces también hubo proyectos que no terminaron de ver la luz, entre ellos algunos que no pasaron de los bocetos, como es el caso del SEAT León WRC (la firma española decidió terminar su etapa en el Mundial para centrarse en los turismos) u otras excentricidades como el Proton Putra WRC del que ya os contamos su historia hace un año.

La aventura malasia comenzó cuando le encargaron a Prodrive la construcción de dos World Rally Cars a Proton que prácticamente calcaban al completo al Subaru Impreza WRC. Bajo el capó nos encontrábamos el propulsor del 4G63T 2.0 litros de 4 cilindros de origen Mitsubishi que estaba asociado a una caja de cambios secuencial de seis velocidades firmada por Hewland, la misma que también empleaba por ejemplo los SEAT Cordoba WRC y Skoda Octavia WRC. El proyecto se cerraría sin ningún tipo de explicación, aunque la compañía sigue conservando las dos unidades.

Los R-GT, semillero para proyectos nonatos: 

Aunque no han tenido una vida demasiado larga hasta el momento, los R-GT ya nos han dejado unas cuantas historias sobre proyectos nonatos o que se acaban nada más comenzar. A la espera de conocer cuál es la decisión de Renault al respecto del Alpine A110 R-GT (su homologación se completó el 1 de marzo y ya corrió en el Rallye du Touquet con François Delecour), ya podemos hablar de que el proyecto de Porsche con su 718 Cayman R-GT parece definitivamente detenido después de que anunciaran oficialmente que debido a la buena acogida del Concept Car se encontraban trabajando en un nuevo modelo con motor bóxer de seis cilindros y 3.8 litros que generase 425 CV.

Si esta confirmación llegaba a principios de 2019, no se tardaría demasiado en apuntar desde Alemania que la compañía había puesto en pausa su creación y ahora, con el estallido de la pandemia y después de clausurar el equipo en el IMSA dentro de la categoría GTLM y poner en la balanza la posibilidad de competir en la clase reina del WEC, parece complicado que el departamento carreras-cliente de Porsche vaya a ampliarse hacia los rallyes.

El Porsche Cayman R-GT Concept rodó por su parte como coche de la caravana de seguridad en el Rallye de Alemania 2018, la única aparición de un R-GT de Porsche relativamente oficial que se ha visto durante el último lustro. Por el camino se quedó por tanto el proyecto, así como el interés que despertó en España para pilotos como Miguel Fuster, el cual estaba valorando la opción de competir en el Nacional de Asfalto con una de las unidades.

También como “coche 0” debutaría entre el gran público el Lotus Exige R-GT. Presentado en el Salón de Frankfurt de 2011 y con la homologación FIA desde julio de 2021, el coche se dejó ver por primera vez en Ypres, aunque no sería hasta el Rallye Vinho de Madeira en el que tendría su primera y única participación en una prueba internacional. Bernardo Sousa terminaría su presencia en la cita insular con un accidente provocado por un funcionamiento anómalo de la electrónica. No se le volvió a ver, tampoco hubo nuevas unidades, allí se extinguió el vehículo.

Dacia Sandero S2000. Rara avis: 

Si Proton parecía que iba a poder poner algo de color al Mundial, algo que haría años más tarde con la aparición del Satria Neo S2000, Dacia también pudo haber hecho lo mismo en un momento en el que el fabricante rumano evaluaba opciones para ganar cierto reconocimiento internacional y hacerse un hueco en el mercado europeo. Se desarrolló un Dacia Logan bajo la reglamentación S2000 y con el visto bueno de Renault y el apoyo de ORECA. Simon-Jean Joseph fue el encargado de hacer los test en Francia, pero nunca terminaría de concretarse su desarrollo y mucho menos su debut.

Al fin y al cabo, se hacía muy difícil el justificar que un modelo que en los concesionarios no alcanzaba los 6.000 euros pudiera tener una versión de competición que superaba los 180.000 euros, y muchos menos establecer ciertas relaciones entre el modesto utilitario low-cost y un coche de rallyes con tracción total, motor 2.0 atmosférico de 270 CV de potencia y caja de cambios secuencial Sadev de seis velocidades. Curiosamente después se construiría un Dacia Duster, motor V6 y más de 850 CV para asaltar la Subida a Pikes Peak.

Os emplazamos desde ya a que mañana leáis la segunda parte, estamos seguro que os sorprenderán.

15
fotos
Ver todas

15
FOTOS
Ver todas


Continue reading “En Competición: Los coches de rallyes que no "existieron" [Parte 1]”