Al volante del nuevo Toyota CH-R, el SUV que sigue sorprendiendo por su eficiencia, diseño y calidad

La marca japonesa, sobre todo en el mercado español, está disfrutando y mucho con este SUV compacto que en la primera generación se vendió a unos niveles insospechados.

La marca japonesa, sobre todo en el mercado español, está disfrutando y mucho con este SUV compacto que en la primera generación se vendió a unos niveles insospechados.

No dudamos que la segunda entrega, la que hemos probado, seguirá triunfando comercialmente. De hecho consolida los valores esenciales de su ancestro con el objetivo de contentar a esos usuarios que buscan en un coche de sus características un contenido y un continente tan distintivo como equilibrado.

Estéticamente el trabajo llevado a cabo se ha centrado en pulir un estilo que ahora resulta más afilado y aerodinámico (la imagen frontal es buena muestra de ello por las perfiladas ópticas que monta) sin perder las señas de identidad que catapultaron al modelo anterior a las primeras posiciones en el ranking de ventas.

Sin abandonar los rasgos de su definición exterior, el nuevo CH-R estrena manillas enrasadas y automáticas en las puertas, avanzadas ópticas de LED además de una moderna firma lumínica con el nombre del modelo en la tapa del maletero.

Calidad contrastada

Si accedemos al interior, la renovación afecta a casi todos los detalles conservando unos elevados estándares en cuanto a la calidad de los materiales o a los distintos ajustes empleados. Estrena una nueva pantalla digital de 12,3 pulgadas para la instrumentación que concentra muchas funciones incluidas, por ejemplo, las de los distintos asistentes de seguridad.

Comentar en este sentido que algunas operaciones resultan complejas de manejar a la primera, caso de la desconexión del avisador acústico del límite de la velocidad o la del asistente de mantenimiento de carril.

La pantalla central de hasta 12,3 pulgadas, por su parte, alberga el nuevo sistema multimedia Toyota Smart Connect que integra muchas más funciones. Del mismo modo, un elevado grado de conectividad para estar a la altura de las mejores opciones en este apartado ahora tan de moda.

La posición al volante es bastante cómoda y operativa, aunque algunos conductores tal vez pueden echar en falta un mayor rango para el reglaje en altura del asiento o más posibilidades en el ajuste de la columna de la dirección.

En cuestiones de espacio, las plazas delanteras son las apropiadas de acuerdo con su tamaño exterior (4,63 metros de longitud), mientras que las posteriores son más acertadas para solo dos ocupantes.

Híbrido y muy eficiente

Como no podía ser de otra forma, bajo el capó del nuevo SUV japonés encontramos una motorización híbrida de 1.8 litros (denominada 140H) con 140 caballos de potencia en su conjunto y etiqueta Eco como entrada a la gama.

Si queremos más prestaciones, Toyota nos da también la posibilidad de elegir un 2 litros de 198 CV e incluso una variante híbrida enchufable de 223 CV, que acaba de aterrizar en el mercado, con 66 kilómetros de autonomía y etiqueta Cero de la DGT.

En el caso del 140h probado, esta variante sobresale, sin duda, por sus bajos consumos. Gasta como un mechero y se nos antoja como la decisión más acertada para contentar a nuestro bolsillo sin perder por ello el gracejo necesario para salir de viaje y cumplir de sobra con los mínimos exigibles.

En nuestro recorrido mixto de pruebas anotamos unos más que convincentes 6,4 litros a los 100 kilómetros. No obstante, lo mejor es cuando pasamos a circular por entornos urbanos donde la intervención de la parte eléctrica es definitiva para no consumir nada de gasolina. Aquí el CH-R es un ejemplo de lo más brillante que se puede encontrar dentro de su categoría.

Por poco más de 30.000 euros

Por lo que concierne a su comportamiento, las reacciones de su bastidor son de lo más abordables. Con tracción a las ruedas delanteras, el SUV nipón pisa con firmeza e invita a atacar las curvas con decisión siempre y cuando tengamos en cuenta que el confort de marcha va a primar por encima de cualquier otro requisito.

Disponible en tres niveles de acabados (Active, Advance y GR Sport) la variante 140H solo se oferta con los dos primeros con unos precios originales de 32.500 y 33.100 euros respectivamente.

Continue reading “Al volante del nuevo Toyota CH-R, el SUV que sigue sorprendiendo por su eficiencia, diseño y calidad”

Los mejores bólidos del motociclismo moderno

En el mundo del motociclismo moderno, hay muchas motos destacadas que se utilizan en diversas clases de competición.

En el mundo del motociclismo moderno, hay muchas motos destacadas que se utilizan en diversas clases de competición. Echemos un vistazo a algunas de las mejores motos del motociclismo moderno.

Los modelos de moto más populares son

Ducati Panigale V4 R (Mundial de Superbikes, WSBK)

La Ducati Panigale V4 R es una de las líderes del Campeonato del Mundo de Superbikes (WSBK). Esta moto está propulsada por un motor de 1000cc y cuatro cilindros y cuenta con una avanzada tecnología electrónica.

Kawasaki Ninja ZX-10RR (Mundial de Superbikes, WSBK)

La Kawasaki Ninja ZX-10RR también es una de las mejores motos del WSBK. Está propulsada por un potente motor de 998 cc y tiene unas características de frenada y manejo muy elevadas.

Honda CBR1000RR-R Fireblade (Mundial de Superbikes, WSBK)

Esta moto fue desarrollada por Honda Racing Corporation específicamente para competir en WSBK. Cuenta con un potente motor y una electrónica avanzada.

Yamaha YZF-R1 (Mundial de Superbikes, WSBK)

La Yamaha YZF-R1 es una de las líderes del campeonato WSBK y es conocida por su alto rendimiento y fiabilidad.

KTM RC16 (MotoGP)

La KTM RC16 representa al fabricante austriaco en MotoGP y es una de las motos más competitivas de la parrilla. Está propulsada por un motor V4 de 1.000 cc y cuenta con una avanzada tecnología.

Ducati Desmosedici GP (MotoGP)

La Ducati Desmosedici GP es la moto con la que Ducati compite en el campeonato de MotoGP. Es conocida por su potencia, aerodinámica y tecnología como el sistema Ducati Corse DTC.

Yamaha YZR-M1 (MotoGP).

La Yamaha YZR-M1 es la moto con la que el equipo Yamaha Factory Racing compite en MotoGP. Es conocida por su fiabilidad, maniobrabilidad y características de manejo.

Estos son sólo algunos ejemplos de las mejores motos del motociclismo moderno. Cada una de ellas tiene sus propias características y ventajas, lo que hace que la competición sea más interesante y emocionante para los espectadores.

Características únicas de las motos en el motociclismo deportivo

Las motos utilizadas en las competiciones de motociclismo tienen una serie de características únicas que las hacen adecuadas para las carreras en pista y ayudan a los atletas a alcanzar un alto rendimiento. He aquí algunas de estas características:

Motores potentes

Las motos de competición suelen estar equipadas con potentes motores que proporcionan gran velocidad y dinamismo. Los motores pueden venir en una variedad de configuraciones, incluyendo motores de cuatro cilindros, bicilíndricos en V y en línea.

Peso ligero y tamaño compacto

Las motos de carreras son ligeras y de tamaño compacto, lo que proporciona una gran maniobrabilidad y manejo en la pista. Esto permite a los atletas cambiar de dirección rápidamente y tomar decisiones rápidas durante las carreras.

Ingeniería aerodinámica

Las formas aerodinámicas de las motos contribuyen a mejorar rendimiento aerodinámico y la estabilidad a altas velocidades. Por ejemplo, se utilizan carenados aerodinámicos, aletas y otros elementos para controlar el flujo de aire y crear una sustentación o inclinación adicionales.

Electrónica avanzada

Las motos de competición modernas suelen estar equipadas con sistemas electrónicos avanzados que incluyen control de tracción, frenado, sistemas antibloqueo de frenos (ABS), control de estabilidad y otras tecnologías para garantizar un rendimiento y una seguridad óptimos en la pista.

Neumáticos especializados

Las motos de competición utilizan neumáticos especializados que proporcionan un agarre óptimo y ofrecen una gran estabilidad y control en diversas condiciones.

Suspensiones regulables

Las suspensiones ajustables permiten a los pilotos personalizar las características de la suspensión para adaptarse a los requisitos de la pista, las condiciones meteorológicas y las preferencias individuales, proporcionando una estabilidad y un confort de conducción óptimos.

Estas características únicas de las motocicletas en el deporte del motociclismo desempeñan un papel clave a la hora de ofrecer altas velocidades, maniobrabilidad y seguridad en la pista, permitiendo a los atletas lograr resultados extraordinarios.

Continue reading “Los mejores bólidos del motociclismo moderno”

Chevrolet pone punto y final a sus incombustibles berlinas con la muerte de su último icono, el Malibu

Durante el próximo mes de noviembre tendrá lugar la producción de la última unidad de uno de los últimos iconos incombustibles de Chevrolet.

Durante el próximo mes de noviembre tendrá lugar la producción de la última unidad de uno de los últimos iconos incombustibles de Chevrolet. Nueve generaciones y diez millones de coches después, el Chevrolet Malibu se despedirá para siempre del mercado. El final de producción del Chevrolet Malibu no solo es la muerte de uno de los iconos de la cultura popular estadounidense, si no que será el fin de las berlinas para Chevrolet. Sus líneas de producción serán ocupadas por la segunda generación del Chevrolet Bolt EV, un crossover eléctrico.

El Chevrolet Malibu es considerado una «berlina mediana» en el mercado estadounidense. Es decir, un competidor de coches como el Toyota Camry u Honda Accord. Es un segmento que ha disminuido su peso en el conjunto del país, pero donde los coches más vendidos superan ampliamente las seis cifras en sus rankings de ventas. La prueba de ello es el Malibu: sin ser el líder del mercado, en 2023 se vendieron 130.000 unidades al otro lado del charco. Un dato meritorio si tenemos en cuenta que sus ventas ya habían caído un 8,5% con respecto a las de 2022.

Nació en el lejano año 1964, como un acabado en la gama del Chevrolet Chevelle

Vista parcial del Chevrolet Malibu, destacando su rueda y carrocería lateral. Vista parcial del Chevrolet Malibu, destacando su rueda y carrocería lateral.

Fotos del Chevrolet Malibu

Clásico Chevrolet Malibu en su versión familiar, mostrando su línea lateral y diseño de época. Vista parcial del Chevrolet Malibu, destacando su rueda y carrocería lateral. Cabina del Chevrolet Malibu mostrando volante, consola central y asientos en cuero. Vista trasera lateral del Chevrolet Malibu, destacando su diseño y líneas aerodinámicas. Vista angular frontal del Chevrolet Malibu en su hábitat urbano, enfoque claro en diseño y estética Vista lateral del Chevrolet Malibu rodando con elegancia frente a un puerto Vista lateral del Chevrolet Malibu que destaca su diseño clásico de berlina. Vista frontal del Chevrolet Malibu destacando su parrilla y faros característicos. Vista trasera lateral del clásico Chevrolet Malibu en un entorno campestre.

No se trata del coche más glamouroso del mercado y una parte importante de sus ventas iban directamente a flotas – de empresa o alquiler de coches. La actual generación del Chevrolet Malibu fue presentada en 2015 y ya había recibido un lavado de cara. Es un producto cuyo ciclo comercial está llegando a su fin, pero tampoco podemos podemos olvidar que ha estado medio siglo en las carreteras estadounidenses. Se han vendido casi 10 millones de unidades y su carácter sencillo y asequible lo han convertido en un icono de la cultura popular.

Curiosamente, su octava generación – una de las más bonitas de su era moderna – se vendió oficialmente en Europa. Durante los pocos años que estuvo a la venta a este lado del charco pudimos ponernos a su volante. Eso sí, equipado con un motor diésel, algo imprescindible para cualquier vehículo en Europa en la era anterior al Dieselgate de Volkswagen. La noticia triste es el que el incombustible Chevrolet Malibu desaparece sin un sucesor a la vista. La planta de Fairfax (Kansas, EE.UU.) donde se produce pasará a producir vehículos eléctricos.

En la planta de Fairfax también se produce el Cadillac XT4, pero su producción no finalizará

Vista angular frontal del Chevrolet Malibu en su hábitat urbano, enfoque claro en diseño y estética Vista angular frontal del Chevrolet Malibu en su hábitat urbano, enfoque claro en diseño y estética

Dicha planta recibirá una inversión de casi 400 millones de dólares para producir un crossover sobre la arquitectura eléctrica Ultium. Será uno de los mayores esfuerzos en descarbonización por parte de General Motors, que ha invertido miles de millones en electrificar su gama de productos. Por el momento, el objetivo de ventas de eléctricos de General Motors no se ha cumplido: el gigante ha sido incapaz de vender 400.000 eléctricos entre 2022 y 2024, y ya ha anunciado el retorno de los híbridos enchufables a su gama.

Fotos del Chevrolet Malibu

Clásico Chevrolet Malibu en su versión familiar, mostrando su línea lateral y diseño de época. Vista parcial del Chevrolet Malibu, destacando su rueda y carrocería lateral. Cabina del Chevrolet Malibu mostrando volante, consola central y asientos en cuero. Vista trasera lateral del Chevrolet Malibu, destacando su diseño y líneas aerodinámicas. Vista angular frontal del Chevrolet Malibu en su hábitat urbano, enfoque claro en diseño y estética Vista lateral del Chevrolet Malibu rodando con elegancia frente a un puerto Vista lateral del Chevrolet Malibu que destaca su diseño clásico de berlina. Vista frontal del Chevrolet Malibu destacando su parrilla y faros característicos. Vista trasera lateral del clásico Chevrolet Malibu en un entorno campestre.

Fuente: C&D

Continue reading “Chevrolet pone punto y final a sus incombustibles berlinas con la muerte de su último icono, el Malibu”

Cómo es comprarse (que puedes) y vivir con una pick-up americana de 3 toneladas y 702 CV en España: una semana…

Las pick-up forman parte de la cultura popular americana desde hace décadas, siendo uno de los vehículos preferidos por los conductores de los Estados Unidos o Canadá, por ejemplo. Todos nos hemos criado viendo películas o series en las que el protagonista, el ‘malo’, el héroe o el villano, conducían una camioneta pick-up.

Las pick-up forman parte de la cultura popular americana desde hace décadas, siendo uno de los vehículos preferidos por los conductores de los Estados Unidos o Canadá, por ejemplo. Todos nos hemos criado viendo películas o series en las que el protagonista, el ‘malo’, el héroe o el villano, conducían una camioneta pick-up. Sin embargo, Europa no ha sido nunca un territorio en el que abunden este tipo de vehículos, más allá de ciertos lugares en las que han sido utilizadas como vehículos de trabajo. Pero, esto parece estar cambiando poco a poco en los últimos tiempos, pues ya son muchas las marcas que se aventuran a ofrecer una pick-up en su gama, algunas desde siempre; otras desde hace menos. Ahí tenemos los ejemplos de la Hilux de Toyota, la Ranger de Ford, la L200 de Mitsubishi o la Navara de Nissan, entre otras; pero también tenemos la D-Max de Isuzu o la Musso de SsangYong, esta última, por cierto, la más barata que podemos comprar nueva en España actualmente.

Ahora bien, aunque estos son vehículos de grandes dimensiones en nuestras calles, poco tienen que ver con los tamaños de las que circulan por los Estados Unidos. Y como en 20Minutos queremos probar todo tipo de vehículos, y a mi personalmente me llaman mucho la atención las diferencias entre Europa y América en cuanto a gustos y necesidades en un vehículo, hemos tenido como coche de pruebas nada menos que una de las pick-up más radicales y bestiales que se ofrecen en EE.UU.; la RAM TRX; modelo que, por cierto, también puedes tener en España de la mano de Amencars, que venden esta y otros vehículos americanos en nuestro país de manera totalmente homologada.

Pero empecemos por una pequeña curiosidad. Para todos aquellos que no estén tan familiarizados con la cultura del país americano, no es nueva la manera de rivalizar que tienen entre marcas. Y nos referimos a que RAM no ha elegido el nombre TRX al azar, lo eligió con un significado y mirando claramente a Ford. Y es que la Ford tiene en su F-150 Raptor una de las pick-up más populares del planeta, y RAM no quiso sino pasarle por encima con su TRX (T-Rex). De hecho, hay en su interior alguna referencia con un T-Rex comiéndose un velocirraptor, o persiguiéndolo. Este tipo de ‘piques’ ya se han visto entre otros fabricantes a lo largo de la historia. De Tomaso ya sacó en su día el Mangusta para hacerle frente al Ford Mustang Shelby Cobra (las mangostas son depredadoras de las cobras). También hizo algo así Chevrolet con su Camaro cuando sacó la versión ‘The Exorcist’ que no iba dirigida a otro que al todopoderoso Dodge Challenger Demon.

¿Cómo es la RAM TRX?

Pero dejando de lado las batallitas y la historia, y entrando en la prueba de esta espectacular RAM TRX, empecemos por los detalles más básicos. Nada más verla impone a niveles que pocos vehículos lograrán en Europa. Sus medidas son absolutamente descomunales: 5,92 metros de largo, 2,27 de alto y 2,2 de ancho. Una salvajada auténtica para las carreteras, calles y aparcamientos de nuestro país. De hecho, en la gran mayoría de aparcamientos subterráneos no entra, el primero de sus inconvenientes en el día a día.

Esta bestialidad en cuanto a dimensiones choca en un primer momento cuando sales a la carretera y ves todos los carriles demasiado estrechos, pero es sorprendentemente fácil adaptarse a su volumen, y al final acabas haciéndote y no resulta ni complicado aparcarla. De hecho, nosotros hasta bajamos al centro de Madrid con ella un par de veces; y lo cierto es que las miradas de la gente son de lo más interesantes de analizar. He probado cientos de coches, pero pocos han conseguido girar tantos cuellos y causar tanta ‘admiración’ a su paso como esta RAM TRX. Supongo que es un conjunto de todo: su imponente tamaño, su rareza de ver por España, su ensordecedor sonido ronco…

El espacio interior es brutal

Dentro, el espacio interior es espectacular, sobre todo en anchura. Entre los ocupantes de las plazas delanteras hay tanto hueco que resulta hasta ridículo lo enorme que es el reposabrazos central. También impresiona el espacio en la segunda fila de asientos, con un hueco para las piernas increíble y tres plazas totalmente funcionales para adultos.

La zona de carga, bañera o caja, tiene unas dimensiones realmente generosas y, en el caso de la unidad de prueba, viene con una cubierta retráctil que puedes plegar para tapar o no la carga. Además, como subir y bajar de la misma resultaría complicado sin ayuda, RAM incluye un escalón retráctil de metal detrás de la rueda izquierda trasera, un elemento muy cómodo que hace que sea bastante más sencillo y confortable subir a la caja de esta bestia que al de las pick-up europeas, mucho más pequeñas.

En su habitáculo sorprende la calidad de los acabados. Es cierto que se trata de la versión más prestacional de la pick-up, pero encontramos muy buenos ajustes y materiales de primer nivel. Cuero, Alcantara, fibra de carbono, aluminio… Además, la tecnología también está a la orden del día, con una pantalla central en posición vertical que ofrece 12 pulgadas y que cuenta con Apple CarPlay y Android Auto.

La joya de la corona está bajo el capó

Pero lo que hace a esta RAM TRX especial es lo que esconde bajo su capó. Y es que la enorme pick-up de más de 3 toneladas monta un motor HEMI V8 de 6,2 litros Supercharged con nada menos que 702 CV de potencia y 882 Nm de par motor. A este se asocian una serie de elementos que buscan el máximo rendimiento, tanto dentro como fuera del asfalto. Hablamos de elementos como una caja de cambios automática de 8 marchas, una tracción total 4×4 con reductora y bloqueo del diferencial trasero, neumáticos off-road de 35 pulgadas, suspensiones Bilstein Blackhawk, refuerzos en el chasis, modos de conducción (Rocas, Mud/Sand y Baja) específicos para el todoterreno, y un largo etcétera.

Gracias a esto, la RAM TRX no sólo es una bestia en potencia y aceleración (0 a 100 km/h en 4,5 segundos y 190 km/h de velocidad máxima), sino también del off-road. Con una altura libre al suelo de 30 centímetros, unos ángulos de ataque, ventral y salida de 30,2; 21,9 y 23,5 grados respectivamente; y una profundidad de vadeo de 81 centímetros, este mastodonte sobrealimentado puede con (casi) todo.

Y a pesar de sus 702 CV y 3 toneladas de peso, lo cierto es que esta RAM TRX no nos hizo unos consumos tan descabellados como esperábamos. Vale, sí, no son los de un Toyota Corolla; pero con semejantes cifras, esas ruedas, ese peso y la aerodinámica de un ladrillo, el consumo medio que obtuvimos fue de unos 20 l/100 km, más que respetable si se tienen todos esos factores en cuenta; y más si le sumamos que, por ejemplo, un Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio de 510 CV y bastante menos peso, anda por ahí en uso real.

Es más fácil de lo que crees tener uno en España

Lo interesante de todo esto es que no sólo nosotros podemos disfrutar de conducir una de estas bestias americanas por España, lo cierto es que cualquiera con una capacidad económica algo generosa, puede hacerlo. Y es que tanto esta RAM TRX como otros coches tan icónicos como los Dodge Challenger y Charger, así como el Durango, en sus distintas versiones incluida la Hellcat de 702 CV, están disponibles para comprar con todas las homologaciones pertinentes en Amencars, un concesionario situado en el municipio madrileño de Alcobendas que, para todo amante de la cultura automovilística estadounidense (como yo), debería ser parada obligatoria.

Así que sí, es posible tener un coche americano en España sin tener que importarlo tú y con todos los papeles y homologaciones en regla para circular sin problema (más allá del tamaño) por las calles de nuestro país. Y sí, tendrás un coche más exclusivo que el de tu vecino, eso seguro, pero también hay que tener en cuenta que todo esto cuesta un dinero, y no es poco precisamente. La RAM TRX, por ejemplo, parte de los 139.000 euros (empresa) y se va hasta los 204.000 de la tope de gama con todos los extras y a nombre particular. Ahora bien, y tú, ¿tendrías una bestia de este calibre en España si tuvieras el dinero que cuesta? Yo lo tengo claro…

Continue reading “Cómo es comprarse (que puedes) y vivir con una pick-up americana de 3 toneladas y 702 CV en España: una semana…”