Al volante del nuevo Toyota CH-R, el SUV que sigue sorprendiendo por su eficiencia, diseño y calidad

La marca japonesa, sobre todo en el mercado español, está disfrutando y mucho con este SUV compacto que en la primera generación se vendió a unos niveles insospechados.

La marca japonesa, sobre todo en el mercado español, está disfrutando y mucho con este SUV compacto que en la primera generación se vendió a unos niveles insospechados.

No dudamos que la segunda entrega, la que hemos probado, seguirá triunfando comercialmente. De hecho consolida los valores esenciales de su ancestro con el objetivo de contentar a esos usuarios que buscan en un coche de sus características un contenido y un continente tan distintivo como equilibrado.

Estéticamente el trabajo llevado a cabo se ha centrado en pulir un estilo que ahora resulta más afilado y aerodinámico (la imagen frontal es buena muestra de ello por las perfiladas ópticas que monta) sin perder las señas de identidad que catapultaron al modelo anterior a las primeras posiciones en el ranking de ventas.

Sin abandonar los rasgos de su definición exterior, el nuevo CH-R estrena manillas enrasadas y automáticas en las puertas, avanzadas ópticas de LED además de una moderna firma lumínica con el nombre del modelo en la tapa del maletero.

Calidad contrastada

Si accedemos al interior, la renovación afecta a casi todos los detalles conservando unos elevados estándares en cuanto a la calidad de los materiales o a los distintos ajustes empleados. Estrena una nueva pantalla digital de 12,3 pulgadas para la instrumentación que concentra muchas funciones incluidas, por ejemplo, las de los distintos asistentes de seguridad.

Comentar en este sentido que algunas operaciones resultan complejas de manejar a la primera, caso de la desconexión del avisador acústico del límite de la velocidad o la del asistente de mantenimiento de carril.

La pantalla central de hasta 12,3 pulgadas, por su parte, alberga el nuevo sistema multimedia Toyota Smart Connect que integra muchas más funciones. Del mismo modo, un elevado grado de conectividad para estar a la altura de las mejores opciones en este apartado ahora tan de moda.

La posición al volante es bastante cómoda y operativa, aunque algunos conductores tal vez pueden echar en falta un mayor rango para el reglaje en altura del asiento o más posibilidades en el ajuste de la columna de la dirección.

En cuestiones de espacio, las plazas delanteras son las apropiadas de acuerdo con su tamaño exterior (4,63 metros de longitud), mientras que las posteriores son más acertadas para solo dos ocupantes.

Híbrido y muy eficiente

Como no podía ser de otra forma, bajo el capó del nuevo SUV japonés encontramos una motorización híbrida de 1.8 litros (denominada 140H) con 140 caballos de potencia en su conjunto y etiqueta Eco como entrada a la gama.

Si queremos más prestaciones, Toyota nos da también la posibilidad de elegir un 2 litros de 198 CV e incluso una variante híbrida enchufable de 223 CV, que acaba de aterrizar en el mercado, con 66 kilómetros de autonomía y etiqueta Cero de la DGT.

En el caso del 140h probado, esta variante sobresale, sin duda, por sus bajos consumos. Gasta como un mechero y se nos antoja como la decisión más acertada para contentar a nuestro bolsillo sin perder por ello el gracejo necesario para salir de viaje y cumplir de sobra con los mínimos exigibles.

En nuestro recorrido mixto de pruebas anotamos unos más que convincentes 6,4 litros a los 100 kilómetros. No obstante, lo mejor es cuando pasamos a circular por entornos urbanos donde la intervención de la parte eléctrica es definitiva para no consumir nada de gasolina. Aquí el CH-R es un ejemplo de lo más brillante que se puede encontrar dentro de su categoría.

Por poco más de 30.000 euros

Por lo que concierne a su comportamiento, las reacciones de su bastidor son de lo más abordables. Con tracción a las ruedas delanteras, el SUV nipón pisa con firmeza e invita a atacar las curvas con decisión siempre y cuando tengamos en cuenta que el confort de marcha va a primar por encima de cualquier otro requisito.

Disponible en tres niveles de acabados (Active, Advance y GR Sport) la variante 140H solo se oferta con los dos primeros con unos precios originales de 32.500 y 33.100 euros respectivamente.


gas:super-coches